CIVDAD-MVSEO: ¡QUE SE ABRA ESA PUERTA! SEXUALIDAD, SENSUALIDAD Y EROTISMO

 

(CDMX - 14/11/16) La sociedad mexicana es mojigata de origen, fundada en un catolicismo férreo y tradicionalista que buscó regir desde el confesionario la vida pública y privada de todos cuantos constituían la variopinta sociedad de la entonces Nueva España. Se inculcó que el deseo carnal era fuente de todo pecado y se abogó por una pureza santurrona en la que toda desviación resultaba aberrante. Cayeron sobre la vida amorosa innumerables prejuicios  y tabús que han hecho de la mexicana una sociedad reprimida. Es esa parte obscurantista de nuestra nación, colmada de ideas retrógradas, a la que Carlos Monsiváis llamó, en referencia al homónimo catequista aragonés del siglo XVI, México Ripalda, aquel que “ve en el ocultamiento de la vida sexual el instrumento que garantiza para la clase en el poder el dominio de los sentimientos íntimos: la noción de pecado, de transgresión de la norma, es en sí misma un aparato policiaco de seguridad.” (Nexos, 1978)

 

 

La exposición “¡Que se abra esa puerta! Sexualidad, Sensualidad y Erotismo”, que se presenta en el Museo del Estanquillo y fue curada por Rafael Barajas “El Fisgón” y Alejandro Brito, es un viaje visual a través de la historia de la sexualidad en México, desde el siglo XVI hasta nuestros días, conformada por piezas del acervo del museo y piezas de colecciones privadas. La muestra explora las posturas que la sociedad ha tenido respecto al erotismo, la homosexualidad, la prostitución y todos los demás temas sexuales que, en general, se han considerado escandalosos. Construida a través de los muchos ensayos que Carlos Monsiváis dedicó al tema, la exposición revisita momentos importantes en la historia sexual del país, tales como La Redada de los 41 (homosexuales), que escandalizó a la sociedad porfiriana, la lucha por la educación sexual en las escuelas públicas (y la férrea oposición del conservadurismo) y la liberación sexual de los 60’s, hiladas con las palabras que el maestro Monsiváis legó para entender tan complejos fenómenos.

 

Además de fotografías históricas, libros y revistas, se pueden encontrar fascinantes obras de artistas como Diego Rivera, Manuel Álvarez Bravo, Alberto Isaac, Manuel Rodríguez Lozano, Antonio Garduño, Graciela Iturbide y Sergei Eisenstein, de quien se incluye una cautivadora muestra de dibujos realizados en México y que dan cuenta de la fascinación del ruso por la homosexualidad y el lustmord, tema frecuente en las vanguardias.

 

¡Que se abra esa puerta!” no solo es una forma de entender el conservadurismo nacional, sino una celebración de la libertad sexual y las luchas que han hecho del México Ripalda una imposibilidad, una absoluta locura en el siglo XXI. Hoy que el fascismo y los arcanos prejuicios del pasado asoman de nuevo la cabeza, es más importante que nunca abrir el dialogo a la tolerancia a través del arte y la cultura.

 

Enrique Cedillo. 

 

 

 

 

¡Que se abra esa puerta! Sexualidad, Sensualidad y Erotismo

Museo del Estanquillo – Isabel la Católica 26, Centro Histórico, CDMX

Entrada libre – Hasta el 23 de enero de 2017

Escribir comentario

Comentarios: 0