CIVDAD-MVSEO: OTTO DIX - VIOLENCIA Y PASIÓN

 

(CDMX - 17/10/16) Ante nosotros, el apocalipsis: cientos, miles de cadáveres yacen tendidos en los nebulosos y lúgubres campos de batalla. En aquella trinchera, maltrechos combatientes recuperan las pocas provisiones que pueden de entre los despojos de sus hermanos caídos. Otros intentan rescatar a los heridos, en fútil labor. Allá, patas arriba, se pudre un caballo. Una madre demente ante el ínfimo cuerpo muerto de su recién nacido, que con la mirada perdida en dolor indecible, amamanta la nada. Un gordo comandante pasa revista a los sobrevivientes, deshechos de humanidad, mentes rotas en cuerpos abusados. Mujeres y ancianas corren despavoridas del terrible bombardero que ha reducido a ruinas sus hogares. De aquella casa derrumbada, se asoman pálidas unas piernas de quien quedó en sueño. Los hombres se corrompen abrazados de sus fusiles. El escenario es la Primera Guerra Mundial, el reportero es Otto Dix y la obra es Der Krieg, una serie de grabados publicada en 1924, que en términos artísticos solo tiene par en Los Desastres de la Guerra de Francisco de Goya (a quien Dix dedica uno de sus aguafuertes) y que recoge la experiencia personal del artista durante el conflicto, siendo acaso una de las obras gráficas más brutales jamás producida.

 

Pero tras la muerte vendrá la resurrección, ¿mas qué vida nueva aguardaba a la pasajera República de Weimar durante el interbellum? A pesar de haber trabajado con el expresionismo en su temprana vida artística, Dix fue, junto con Grosz y Beckmann, el máximo representante de La Nueva Objetividad, que recogió la frenética y muchas veces angustiante vida de las calles alemanas a través de prostitutas, suicidas, borrachos, la corrupta milicia, depredadores sexuales y asesinatos en serie.  Otto Dix logró plasmar, con extrema pasión y estilo único, toda la tensión y contradicciones de un momento histórico sumamente complejo y fascinante, lo que eventualmente lo llevaría a ser clasificado como artista degenerado por los Nazis, quienes destruyeron algunas de sus obras maestras.

 

La exposición Otto DIx: Pasión y Violencia, que llega a las salas del Museo Nacional de Arte del INBA,  recoge todas las etapas de la vida artística del pintor y grabador alemán, desde sus inicios en el expresionismo hasta sus obras más tardías, en las que dominaron las alegorías religiosas y el sufrimiento de una vejez destrozada por la guerra, incluyendo también los trabajos veristas de su vida media. Impecablemente curada y montada, la muestra se divide en ejes temáticos que dan cuenta de la intensa vida artística de Otto Dix, un hombre que siempre estuvo interesado por el lado obscuro del mundo y de las cosas, creador apasionado y experimentador constante, referente para muchas generaciones de artistas que aún hoy le consideran relevante.

 

Otto Dix : Pasión y Violencia es acaso una de las mejores y más esperadas exposiciones del año, que sucede en el marco del Año Dual Alemania-México y que celebra la vida y obra de uno de los artistas más obscuros y conmovedores de la historia.

 

Enrique Cedillo. 

 

 

 

 

Otto Dix – Pasión y Violencia

Museo Nacional de Arte    Tacuba 8, Centro Histórico, CDMX

Hasta el 15 de Enero de 2017

Escribir comentario

Comentarios: 0