CIVDAD-MVSEO: DUFFY/BOWIE - FIVE SESSIONS

 

(CDMX - 17/12/16) 

 

Brian Duffy - Alladin Sane / Eyes Open (1973)

 

 

Con la inesperada muerte de David Bowie, 2016 marcó el fin de una era. A sus 69 años, el inglés era una de la leyendas vivientes de mayor trascendencia, sostenido en un legado artístico que traspasa fronteras geográficas y cronológicas, y además, se mantenía perfectamente activo, incesante e incansable, conocido por ser un creador incontenible siempre. A todos nos marcó alguna de sus canciones, alguna de sus actuaciones o alguna de sus múltiples encarnaciones estéticas (Panic in Detroit/The Hunger/Ziggy Stardust, personalmente), porque Bowie definió cinco décadas de cultura popular no solo en lo musical, sino en imagen: el pálido camaleón se reinventó como quiso una y otra vez, y sus tablas escénicas no las tenía nadie.  Su música ha sido versionada por bandas gigantescas como Bauhaus, Nirvana, Smashing Pumpkins y The White Stripes, y sus discos, incluyendo su último, el magistral Blackstar, siguen siendo escuchados por millones de personas de un lado al otro del obre.

 

Ha llegado al Museo de la Ciudad de México la exposición DUFFY/BOWIE: FIVE SESSIONS, una colección fotográfica que muestra el desarrollo de cinco de sus alter-egos a través de la lente del icónico Brian Duffy, reconocido por su trabajo en Vogue y cuya obra giró en torno al retrato, la moda y la publicidad. Juntos crearon algunas de las imágenes más representativas de su carrera, que hoy son referentes básicos para cualquier melómano. Las sesiones recogidas en la muestra son Ziggy Stardust (1972), Thin White Duke (1975), Lodger (1979) y Scary Monsters (1980). Sobresale la sección dedicada a Aladdin Sane (1973), cuya foto de portada es conocida como La Monalisa del Pop, y que muestra también la imagen Eyes Open, redescubierta en 2011 y que es otra versión del mismo tiro en el que Bowie tiene los ojos abiertos. La historia de esa y muchas otras fotografías está detallada a fondo en las fichas del recinto.

 

Vertiginosa, íntima y técnicamente impactante, DUFFY/BOWIE es la exposición perfecta para despedir el año y reflexionar sobre la vida y obra de uno de los personajes más fascinantes de nuestros tiempos. Artista genial inspirador de artistas geniales, podemos estar seguros de que David Bowie no puede morir, y de que sobre su tumba seguirán creciendo las más bellas flores.

 

Enrique Cedillo. 

 

 

 

 

DUFFY-BOWIE: FIVE SESSIONS

Museo de la Ciudad de México

Pino Suárez 30, Centro Histórico, CDMX

Entrada Libre– Hasta el 29 de enero de 2017

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    May (miércoles, 28 diciembre 2016 23:29)

    Increíble